Relaciones públicas online: ¿Cómo saber si vives en el paleolítico?

Claves para saber si tu estrategia de relaciones públicas se ha quedado obsoleta.  Si sospechas que es así, te conviene leer este artículo y empezar a cambiar “el chip”

Imagina por un momento que eres responsable de comunicación de un nuevo hotel que va a abrir.  ¿Qué te parecería un éxito en comunicación?  Una noticia de 3 párrafos en El País, El Mundo, un suplemento de vajes o varios post o video-post en los blogs más leídos del sector o en la portada de Menéame?   Ahora toca “mover” un poco más esa noticia, ¿qué haces? Envías una nota de prensa a tu base de datos habitual, gastas medio día confirmando recepción y persigues a los medios que más te interesan para que saquen “algo”? Y tu clipping de prensa ¿qué medios contempla? Sólo medios impresos, televisión y radio.  ¿O también incluye  blogs, foros y sitios de review como Trip Advisor, Ciao, etc?  Cuando piensas en relaciones públicas, qué te suena más familiar: ¿el monólogo o la conversación?

No tienes que contestar en “on the record”, pero sí revisar tus prioridades en comunicación y los procesos en lo que antes llamábamos “relaciones públicas”. Evitémonos vergüenzas, tener que bajar los ojos o sonrojarnos… no tienes por qué contarlo ni alzar la voz.  Los resultados de tu comunicación hablarán por sí solos.  Otra cosa, ¿sabes qué es Menéame?  Dependiendo de tu respuesta, tu estrategia de relaciones públicas puede ser del paleolítico o no.

relaciones públicas online, comunicación 2.0, marketing, redes sociales,  diana campos candanedo

Si crees que estás en el primer grupo, te convendría leer este artículo a la vez que haces un análisis a consciencia. Tal vez estos puntos te puedan ayudar:

Estilo de comunicación ¿disfrazas el 1.0 de 2.0?

Aún hoy muchos Departamentos de “marcom” (marketing y comunicación) piensan en los medios sociales como una mera plataforma más para “divulgar”, promocionar o amplificar su mensaje, lo que vendría siendo  la versión online del periódico en papel o de la nota de prensa tradicional, pero con mayor alcance.   Muchas veces he oído a Dircoms, hablar de “audiencia” o de “internautas” al referirse esa masa anónima de gente a quien no conocen ni les interesa conocer, y mucho menos conversar con ella.  Por tanto, utilizan el mismo lenguaje gris y corporativo (algunos llaman “gacetillero”) en las redes sociales, con una versión “copy- paste” de la nota de prensa. No generan conversación, ni interacción  y mucho menos llamadas a la acción, porque creen que eso es cosa de “los de marketing” (típica rivalidad que a veces existe en el organigrama de algunas empresas).

¿Crees que puedes controlar toda la información?

Antes cuando querías parar una noticia, bastaba con tener buenos contactos en los medios de comunicación u ofrecerle un “caramelito informativo” al periodista para que se olvide aquél otro tema que no te conviene que se sepa.   Hoy por hoy  la información no está en control total de las empresas, sino que es propiedad de todos, cualquiera la puede generar, difundir y compartir. En el mundo 2.0 seguramente escucharás cosas que no te gustarán sobre tu marca, pero tienes que aprender a gestionarlo, minimizarlo, afrontarlo y vivir con ello.

Tus públicos, ¿son sólo periodistas?

Nuestros contenidos no sólo deben estar pensados para periodistas, porque el universo 2.0 (blogs, redes sociales, foros) ha añadido nuevos públicos e influenciadores on line que debemos considerar. Cualquier persona que genere contenidos con regularidad tiene el potencial de ser un líder de opinión, por tanto cualquiera que aterrice  en nuestra web o sala de prensa online podría ser nuestro “target” (por supuesto que debemos definir un retrato robot de nuestro público target para saber a quién dirigirnos).  De allí que nuestra comunicación estará dirigida no sólo a periodistas, sino también a ciudadanos (vivimos en la era del periodismo ciudadano a medida que las redacciones se van quedando vacías), profesionales, activistas, consumidores o celebrities.  Todo aquél que comparte y difunda información en la web 2.0.  Internet nos ofrece la posibilidad de hablar de tú a tú con nuestros públicos, enviar una respuesta rápida y conversar con ellos para conocer lo que les preocupa o les gusta. Esto es una verdadera revolución y entiendo que alguno le cueste mucho cambiar el chip.

¿Cómo contactas con tus públicos?

Una llamadita de teléfono, mandar un fax o tomarte un cafelito con el colega del periódico o de la radio; mandar al becario a que llame a 500 contactos para confirmar que recibieron la nota de prensa, rogar para que te publiquen un breve. ¿Todavía crees que eso es una buena gestión de un gabinete de comunicación? No digo que tengamos que sustituir las relaciones personales y virtualizar todos nuestros contactos. Pero sí debemos ser capaces de complementar ambos mundos: poder llevar al online nuestros contactos en el mundo real, y a la vez ayudarnos por las redes sociales para llegar personas a las que difícilmente podríamos tener acceso offline.

¿Tenemos localizados los perfiles en redes sociales y blogs personales y profesionales de todos nuestros periodistas target? ¿Conocemos sus necesidades informativas en tiempo real? ¿Estamos atentos para saber cuándo está trabajando en un artículo en el que podría mencionarnos?  Es cierto que no todos los periodistas ni los medios están “conectados”, pero cada vez hay más redactores que utilizan las redes sociales para relacionarse con sus fuentes, y publican en sus perfiles sociales que necesitan tal o cual información.  El primero que responda generalmente se lleva la mención o la entrevista, lo cual también es útil para detectar cuando nos podría caer una “bomba de racimo” (comunicativamente hablando)  y nos tenemos que sacar del cajón nuestro plan de crisis online. ¡Qué no tienes plan de crisis! Ejem, ejem… ya sabes lo que tienes que hacer.

¿Monitorizas tu marca en tiempo real?

Si tu clipping de prensa es un informe matutino hecho por un becario desganado obligado a llegar el primero a la oficina para sacar los recortes de la agencia de clippings y que sólo incluye los recortes de prensa y clips de TV y radio del día anterior, o si montas una fiesta si un periódico te menciona en la portada, entonces puede que necesites cambiar el chip.

 Y no con eso digo que no esté bien tener un impacto en un medio impreso de gran circulación, pero no vamos a negar que el papel se lee cada vez menos.  Por tanto, nuestro clipping de prensa debería ir más allá: seguir blogs del sector, foros, noticias publicadas en tiempo real (Alertas de Google), así como las informaciones que publican los periodistas en sus blogs personales. Esto nos permitirá saber qué interesa más sobre nuestro sector, competencia o nuestra compañía, detectar tendencias informativas y oportunidades en comunicación.

Por tu sala de prensa te conoceré

Muchas empresas creen que están “a la última” si en sus salas de prensa (press room, newsroom) cuelgan vídeos, presentaciones en slideshare o podcasts.   Y no digo que esto esté mal, claro que no, pero no puede decirse que eso sea una sala de prensa 2.0.

Este tema  es tan amplio e interesante que dedicaré un post completo próximamente, pero como aperitivo os diré que una sala de prensa 2.0 debe tener integración con las redes sociales, permitir la interacción a través de las mismas, ofrecer valor añadido y no solamente hablar de nuestra marca, sino que debe ofrecer información útil del sector. Y debe estar pensada no solo para los periodistas, sino para un público más amplio (lo que hablábamos en el punto anterior).  En definitiva, ayudar a la empresa a construir comunidad y generar contenidos útiles, interesantes y fácilmente compartibles.

A veces los cambios vienen con tal rapidez que tenemos poco tiempo de reaccionar, otras veces prestamos tanta atención a las ramas que no logramos ver el bosque.  Muchos departamentos de comunicación, marketing y agencias se han visto abrumados por esa oleada de cambios que conocemos en la teoría, pero que es difícil implementar de forma práctica en nuestras propias organizaciones. Tal vez un buen comienzo es hacer este análisis a consciencia e ir poco a poco transformando primero la mentalidad  y después los procesos para adaptarse a esta nueva realidad (que tampoco es tan nueva porque llevamos ya varios añitos hablando de la web 2.0).

La clave del éxito en relaciones públicas no está en cuántos confirmados tengas para la rueda de prensa, o cuántos medios de comunicación hayan publicado un breve sobre tu evento. El verdadero éxito está en ser capaces  de generar contenidos interesantes, útiles , que dejen huella.  Si te conviertes en una fuente fiable de información, los impactos vendrán por añadidura.

 Y tú, ¿qué otros aspectos añadirías para cambiar el chip a las RRPP 2.0? 

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en:

Google+

 

Si este post te ha parecido interesante, compártelo.  !!!!

Sobre PR 2.0 también recomiendo leer: Decálogo de la comunicación 2.0

¡Si alguien me lo hubiera dicho! Errores que cometí al comenzar mi blog

Para los que están pensando en abrir un blog y no saben por dónde empezar, comparto mi experiencia con un toque de “mea culpa”. He construido mi blog a punta de ensayo y mucho pero mucho error. De eso se trata ¿no?

errores, blogs, social media, marketing, redes sociales

La humildad no está de moda y con esta crisis mucho menos. “Gurulandia” está muy poblado, como si aceptar que hemos metido la pata nos hiciera menos profesionales o incompetentes. Nada más lejos de la realidad, porque cuanto más nos hayamos equivocado, más hemos aprendido. Es de humanos equivocarse y de sensatos corregir.

Por eso quiero compartir un post muy personal, donde desnudo mis particulares metidas de pata cuando empecé este espacio hace ya un año, secretitos que hacen que me sonroje cuando recuerdo mis primeros posts. ¡Benditos errores! que me han permitido ir mejorando este espacio, sabiendo que aún me falta mucho camino por recorrer porque uno nunca termina de aprender. Más que servir de consuelo a los blogueros principiantes, quisiera evitaros muchos dolores de cabeza y tiempo mal invertido. ¡Estáis advertidos, no cometáis estos errores!

No tener un objetivo claro

Lo único que tenía claro cuando empecé este blog era que debería servirme como escaparate profesional, pero no sabía exactamente lo que buscaba conseguir más allá de la visibilidad. ¿Y para qué quería esta visibilidad? ¿Para conseguir un nuevo empleo, generar nuevos contactos profesionales, monetizar el blog? Al no tener un objetivo claro ni razonable, tampoco sabía a qué público me quería dirigir y no adapté el lenguaje  ni la temática del blog a este tipo de público.

Equivocar la temática y cambiarla sobre la marcha

Hace un año pensaba que mi blog debería tratar de temas económicos y financieros porque era un terreno en el que me muevo con soltura por mi experiencia como periodista económica y consultora de comunicación financiera. Empecé hablando de la prima de riesgo, el rescate a España, la recapitalización de la banca, macroeconomía, deuda externa y esos temas que llevan un año machacándonos en las noticias. ¡Error! Escribir sobre esto no me inspiraba ni me hacía feliz (en ocasiones hasta me deprimía). Pronto descubrí que no solo basta con conocer de un tema, sino que éste tiene que apasionarnos y hacernos disfrutar al escribir.

Eso me llevó a dar un giro radical a medida que fui descubriendo y enganchándome al socialmedia y al potencial de Internet para “cambiar nuestra forma de ser y hacer”. Mi recomendación es que intentéis descubrir vuestra verdadera pasión antes de empezar la bitácora para no tener que cambiar de temática, una vez empezado.  De lo contrario, el riesgo de abandonar por desánimo, pereza y falta de motivación es muy alto.

Centrarse sólo en la actualidad sin buscar la diferenciación

Mucha gente me dijo “otro blog sobre socialmedia” ¡Pero si hay un montón! Es cierto que hay muchos blogs de este tema y algunos realmente muy buenos. Pero si empezamos con el complejo de “Pocoyo” no vamos a ningún sitio, así que un poquito de “muchoyo”: autoestima y autoconfianza. Uno siempre puede aportar un punto de vista original y diferenciarse. Ese es el reto. Al principio uno tiene que “devorar” los blogs de la competencia, establecer un top 10 de bitácoras que sean nuestro “benchmarking” y a partir de allí desarrollar nuestro propio estilo.

Empecé escribiendo sobre la actualidad de social media, herramientas o nuevos gadgets, pero me di cuenta de que esos posts se desvanecían en poco tiempo y que otros blogs  lo hacían mucho mejor. Decidí dar otro giro e incorporar un poco de análisis personal para demostrar mi know how; tratar temas propios con un poco de investigación y sobre todo que fueran útiles para mi público. Fue entonces cuando decidí utilizar la fórmula de los casos de estudio. Posts como “Coca Cola, Starbucks y Best Buy: casos de éxito con un enfoque 2.0 ó Tú sí que sabes, casos de éxito de abogados 2.0 requirieron muchas horas de investigación, pero siguen siendo de los más leídos, aunque haya pasado el tiempo. La gente valora la información exclusiva. Además esa investigación me permitió aprender cosas nuevas y luego las compartirlas con mi comunidad. A fin de cuentas de eso se trata el mundo 2.0.

Dejar largos períodos sin publicar

Como la temática inicial no me apasionaba, empecé a verlo como una obligación y no como un placer (como lo es ahora) y empecé a dejar mucho tiempo entre un artículo y otro. Luego me fui de vacaciones y cerré el chiringuito durante un mes. A la vuelta dejé pasar aún más tiempo porque no sabía cómo retomar. En ese momento estuve a un paso de abandonar.  Luego me lo pensé y entendí que un blog es como un hijo, al que hay que alimentar, dedicar tiempo y mimar.  Por eso hice un relanzamiento cuatro meses después, con un nuevo diseño, nueva temática y un ímpetu renovado.

Para mi este fue el mayor tropiezo: tener que empezar sobre lo ya empezado.  Por eso os recomiendo que antes de escribir la primera letra, os mentalicéis que tenéis que ser constantes y si es posible fijaros una frecuencia de publicación (semanal, dos veces por semana, diariamente), en función del tiempo que dispongáis y de la complejidad de nuestros posts. Reconozco que a veces por culpa del día a día no logro seguir esa periodicidad y que he dejado pasar demasiado tiempo entre uno y otro post.

No tener un calendario editorial

Enfrentarme al papel en blanco sin tener ni idea de lo que iba a escribir era sumamente frustrante. Me causaba un bloqueo mental y una sensación de impotencia, además de ser muy desagradable no poder recordar aquél tema que hace unos días se me había ocurrido. Mi memoria es muy mala, así que empecé anotando en un papelito los temas que se me iban ocurriendo, pero luego no podía encontrar el dichoso papelito (¿mencioné que mi memoria es muy mala?). Entonces decidí crear un Excel con mi calendario editorial y luego me pasé a Evernote. Sea cual sea el sistema que uséis, lo importante es tener en un solo sitio los temas que habéis pensado y tener acceso en cualquier parte, porque no sabemos cuándo y dónde nos puede llegar la inspiración.

Medir el éxito sólo por el número de visitas

Mis primeros meses como bloguera me pasaba revisando las estadísticas de visitas dos o tres veces al día. Al principio no me leía ni el “tato” y empecé a desanimarme. ¿Vale la pena todo este esfuerzo?, pensaba. Pero es que yo sólo me fijaba en las visitas, pero luego entendí que debía evaluar otras cosas como : ¿cuántos nuevos seguidores en Twitter o contactos en Linked-In, comentarios o nuevos seguidores en el blog y qué tipos de posts funcionan mejor.  Ahora sé que lo importante no es cuánta gente lea tu post hoy, sino que poco a poco vayas dejando huella, generando una base fiel de lectores que vayan a tu sitio con regularidad porque les gusta tu trabajo.  Las visitas vendrán por añadidura.

Linked-In ha sido una gran fuente de tráfico, porque comparto en grupos afines a la temática de mi blog y por eso he conocido y contactado con profesionales muy valiosos, una verdadera mina para seguir adelante. Así que mi blog me ayuda mucho a hacer networking con personas que comparten mis intereses. El número de visitas es aceptable (aunque siempre mejorable), pero  lo importante es que va subiendo.  No ha pasado un sólo día desde el relanzamiento en que no haya llegado alguien a mi casa. No pretendo ser un medio de comunicación, ni “forrarme” con mi blog. Sólo quiero que la gente me respete como profesional y seguir aprendiendo de quienes me voy encontrando.

Escribir sin pensar en el SEO…y después obsesionarse con el SEO

Como bloguera principiante caí en el error de dejar mis primeros posts únicamente al impulso de la inspiración. No diseñé una estrategia de keywords por las que quería que la gente me encontrara, me identificara y llegara a mi blog, tal vez porque no sabía cuáles eran mis objetivos. Poco a poco fui comprendiendo que el posicionamiento en buscadores es importante y fue cuando caí en el error contrario: el de obsesionarme con las keywords, dejando de lado el contenido. Mi consejo hoy es buscar un equilibrio porque tan importante es el SEO como la calidad del contenido. Lo verdaderamente difícil es conjugar ambos.

Creer que la gente lee tus posts de principio a fin

¿Quién me creía yo para pensar que alguien iba a leer aquellas primeras sábanas de texto? Que conste que todavía escribo posts demasiado largos (como el que estáis leyendo), pero al menos ahora intento ponérselo fácil a un lector que sólo quiera quedarse con las ideas clave. Por eso utilizo negritas, antetítulos y separadores de texto.

No citar a otros blogueros

No porque utilicemos referencias de otros blogs somos menos expertos (sólo sé que nada sé) o menos profesionales. Siempre hay algo que podemos aprender de los demás y si es así, ¿por qué no compartirlo? Además, comentar y participar en otros blogs también puede ser una forma de atraer tráfico al nuestro.

Olvidarse de responder a los comentarios

El primer comentario que recibí me pilló en un mal momento y tardé varios días en contestar. No sabía muy bien qué contestar y le resté importancia. Hoy sé lo crucial que es contestar a todos los comentarios porque crea “engagement”, es decir, lectores fieles que vuelven a tu blog porque perciben que detrás hay una persona con la cual se puede intercambiar ideas, incluso si no estamos de acuerdo.

No reservar tu domino desde un principio

No por ser el último punto es el menos importante, pero sí el que más vergüenza me da, porque aún no lo he corregido. Cuando llevas un año con tu blog da mucha pereza la migración a un nuevo espacio, pero es “justo y necesario… y en mi caso “urgente”. Ningún blog que se precie puede terminar con el apellido .wordpress.org. Sí, amigos, tengo que mudarme ya pero ya… Y estoy en ello. Pronto presentaré mi nueva casa en sociedad.

Si de veras os habéis decidido a tener un blog y tenéis todas las intenciones de mantenerlo, empezadlo desde un principio contratando un buen servicio de hosting y con vuestro dominio (recomiendo pillar el dominio con nuestro nombre completo para evitar que cualquier gracioso se le ocurra cogerlo y escribir tonterías a vuestra salud!). No importa si después nos decantamos por utilizar una url con las keywords relacionadas con la temática del blog, debemos tener bajo control nuestro nombre, porque es nuestra identidad digital.

Todavía me quedan algunos puntos, pero no quiero alargarme más…no vaya a ser que os durmáis leyendo este post. Prefiero dejaros a vosotros blogueros para que comentéis qué otras lecciones habéis aprendido en vuestra andadura. Seguro que podéis añadir más errores, consejos y reflexiones.

Diana Campos Candanedo. Encuéntrame en:

Google+

Y si este post te ha parecido útil, compártelo !!!!

Cómo recuperé mi cuenta de Twitter

El pajarito de Twitter sigue sin decir ni pío, tras suspender miles de cuentas legítimas sin previo aviso. Algunas ya están siendo reestablecidas. ¿Qué hacer si la tuya sigue en el limbo?

cuentas de Twitter suspendidasEl 10 de mayo fue un “viernes negro” para miles de usuarios de Twitter que hemos visto como sin causa aparente nuestras cuentas habían sido suspendidas. Muchas cuentas eran completamente legítimas y no violaban ninguna de las normas de Twitter. Además, esto no solo afecta a las cuentas suspendidas, sino al resto de usuarios porque ven reducido el número de seguidores correspondientes a las cuentas que aún siguen suspendidas.

Ninguno de los afectados recibimos ningún mail previo de advertencia—como es política de Twitter– sobre que estuviéramos teniendo algún comportamiento inadecuado y que nos iban a “bannear. Por lo tanto, parece claro que se trata de un error técnico de grandes proporciones.

Cuatro días y cuatro “tickets de ayuda” después, mi cuenta ha sido reestablecida, aunque con el contador de followers y followings en cero. Aún así, es una buena noticia, no solo para mí, sino para los muchos que aún están en el limbo del “pajarito azul”, porque llevaría a pensar que se solucionará paulatinamente. Hay casos verdaderamente dramáticos de cuentas corporativas, cuyos administradores han visto esfumarse todo el trabajo de meses e incluso años de planificación, creación de una comunidad, interacciones y contenidos compartidos.

¿Qué hacer?

El restablecimiento de mi cuenta vino después de escribir al Centro de Ayuda de Twitter no una ni dos, sino hasta 4 veces (estaba de viaje y tuve que hacerlo desde otra dirección IP y por eso cuando volví a España lo hice desde mi ordenador habitual para que supieran que no había ningún tipo de suplantación). A partir del mail de auto-respuesta, contesté tanto en inglés como en español, utilizando un lenguaje respetuoso, sin demostrar mi rabia y explicándole que “no soy un troll”, que mi cuenta es profesional y pidiéndoles que me indiquen si ven algún comportamiento inadecuado. Esto es una forma de decir que vuestra cuenta es real y que no sois robots.

A partir de allí, os recomiendo cuatro cosas:

  1. Lograr que vuestros amigos pidan el restablecimiento de vuestra cuenta a través del hashtag #cuentassuspendidas con mención directa a @Twitter_es y @Twitter
  2. Eliminar de vuestro perfil cualquier aplicación de automatización que tengáis como puede ser Twitterfeed, al menos por el momento
  3. monitorizar el hashtag #cuentassuspendidas para estar al día de cómo va el proceso de restablecimiento de las cuentas
  4. Esperar con calma porque lo más probable es que os devuelvan la cuenta.

Os paso también varios artículos que han circulado estos días y que me resultaron sumamente útiles:

Cuenta suspendida en Twitter: case story de Hispaworks (solucionado)

Twitter suspende cuentas legítimas y cómo resolverlo

¿Volverán nuestras cuentas y seguidores?

Como he dicho antes, todo parece apuntar a que las cuentas legítimas serán reestablecidas, pero nadie sabe en cuánto tiempo ni si volverán los seguidores, seguidos y listas que han desaparecido. Es cuestión de paciencia, no preocuparse y ocuparse con algunos de los consejos que dije antes.  Si te han reestablecido la cuenta, pero sin seguidores/seguidos, es recomendable que empieces a tuitear con normalidad y yo por si acaso, voy a desactivar por un tiempo la automatización de tuits, aunque muchos colegas me dicen que no tiene nada que ver.

mi perfil en Twitter, tras el reestablecimiento de mi cuenta

Twitter, ¿hay alguien allí?

La única respuesta que recibimos los afectados por este fallo fue precisamente la ausencia de respuesta, lo que a mi modo de ver, dice mucho del manejo que está teniendo Twitter de esta crisis, además de enardecer los ánimos de todos los afectados, tanto directa como indirectamente. ¿De qué van en Twitter? ¿No se supone que la web 2.0 va de interacción? ¿No es cierto que muchas empresas incluso utilizan Twitter como plataforma de atención al cliente?

¿Dónde está el “help desk” de Twitter? ¿Hay alguien allí ? La atención al cliente del “pajarito azul” es la peor que he visto en mucho tiempo, porque simplemente no hay ninguna atención, ningún teléfono, únicamente la auto-respuesta que se genera cuando uno intenta apelar la suspensión. El perfil de ayuda de Twitter ayuda no publica desde el 2 de mayo.

Soporte técnico Twitter, cuentas suspendidas, social media

Creo que este será un punto de inflexión para Twitter, porque ha dejado de ser una plataforma “fiable” para muchos de nosotros. Entiendo que un fallo lo comete cualquiera, al final detrás de las máquinas hay personas, pero esas mismas personas debieron manejar la situación con un poco más de empatía: un comunicado, un tuit o algo que diera pistas sobre lo que ha sucedido y cómo actuar. También eché en falta una atención más personalizada, más allá del frío mail de auto-respuesta al ticket de ayuda.

Gracias a todos los del grupo de Facebook #SocialMedia Revolution que me ayudaron en tiempo real a aclararme en medio del caos, porque tuve la mala suerte de que me pilló de viaje, con limitado acceso a Internet y los ordenadores en un idioma extranjero. Ellos me informaron que no era un caso aislado, sino un problema generalizado.

Cinco cosas que aprendí de la suspensión de mi cuenta

  1.  Nada ni nadie es infalible
  2. Twitter va a ser cada vez más estricto en sus políticas de “seguimiento agresivo” y de automatización
  3. Dicen las malas lenguas que esto es producto de una “depuración” que hizo Twitter para detectar cuentas fraudulentas y malas prácticas… y que se les fue un poco la mano.
  4. Es curioso que haya sucedido poco tiempo después de que se conozcan los hackeos a varias cuentas importantes, como es el caso de la de AP, que hizo caer la bolsa de NY.
  5. Hay vida después de  Twitter… puede que incluso me plantee cerrar mi perfil. Voy a pensarlo fríamente pasado el cabreo inicial. Twitter me ha decepcionado.

Termino este post con una pregunta ¿qué tenemos en común los afectados por esta suspensión? ¿Es algo aleatorio o intencional? Tengo curiosidad.

Diana Campos Candanedo. Sígueme en:

Google+

Si mi experiencia te ha parecido útil, compártela para ayudar a otros en la misma situación.

Nuevas profesiones digitales: el Chief Blogging Officer (CBO)

Cada vez más empresas se dan cuenta de que sin un blog su estrategia de marketing y comunicación es un tanto “descafeinada”. De la necesidad de gestionar una mejor presencia en la blogosfera surge una nueva figura: el chief blogging officer

blogs, chief blogging officer, profesiones digitales, socialmediaAnoche tuve un sueño. Soñé que otra comunicación era posible; que las empresas eran cercanas, abiertas, transparentes, que escuchaban a sus clientes actuales y potenciales y que ello se notaba en sus decisiones. Soné que los políticos, gobernantes, directores generales y otros puestos de responsabilidad verdaderamente rendían cuentas y ofrecían información relevante sobre su gestión. Que se bajaban del pedestal y se volvían seres humanos con ayuda de las nuevas tecnologías. En mi sueño, esto era posible por las redes sociales, pero sobre todo por una herramienta tan poderosa como útil: el blog.

 Al despertar, pensé “qué bonito sería ese mundo ideal”, en el que existieran más bitácoras de CEOs y blogs corporativos que no me hablen solo de lo maravillosa que es su empresa, sus productos o su política de RSE, sino que me ofrezcan información útil; que me expliquen cosas que no sabía sobre su sector, que me seduzcan como consumidor y que alguna que otra vez den la cara cuando las cosas se ponen feas. Blogs que me hablen en primera persona, en los que yo pueda comentar y entablar un diálogo directo y cercano. Blogs corporativos, personales, profesionales de los CEOS, blogs temáticos, blogs de expertos, blogs para comunicación externa, interna y un muy largo etcétera.

Ciertamente en España y América Latina aún nos queda mucho para llegar a este mundo idílico de mi sueño. Pero no seamos tan pesimistas. Ya son muchas las empresas que ven la necesidad de adaptarse a un nuevo paradigma de comunicación, de ofrecer una alternativa al estilo pomposo y de autobombo de la comunicación corporativa tradicional. Algunas empresas incluso se han dado cuenta de que para hacer esto no basta con las redes sociales, hay que producir contenido propio, original y útil, contenido que los usuarios compartan, enlacen y popularicen.

Se equivocan los que pronostican que los blogs están pasados de moda, que es un trabajo innecesario. Todo lo contrario, conforme pasa el tiempo, cobran más relevancia para las empresas y profesionales… por eso es que cada vez hay más. Cuánta razón tiene Alfonso Alcántara cuando afirma que “sin el blog somos sintecho digitales, todo el día tirados en las redes sociales”, una afirmación que desarrolla muy bien Inma Jiménez en el post que lleva el mismo título. Alguien debería encargarse de poner a punto estas “casas digitales”, alguien que conozca a la empresa, su sector y que sobretodo, conozca los usos y formas de comunicación del mundo de la blogosfera.

¿Cómo surge el Chief Blogging Officer?

Todo lo que describo en “mi sueño” ya se lo habían imaginado allá por el 2006 compañías tecnológicas líderes como Microsoft, Sun Microsystems, Dell, Oracle o SAP, y por supuesto las propias plataformas de creación de blogs como Blogger o WordPress. Poco tiempo después, los medios de comunicación tradicionales vieron en los blogs una forma de aportar valor, opinión y análisis de la actualidad. En la gran mayoría de los casos, esta nueva forma de comunicación y conexión con el público fue sumamente exitosa.

A partir de allí se extiende a prácticamente a todos los sectores. Hoy por hoy tener uno o varios blogs es un “must” para multinacionales como Coca Cola, Starbucks, General Motors o Marriott. En España también encontramos algunos blogs corporativos de grandes marcas como Telefónica, Iberia, Danone o El Corte Inglés, aunque ciertamente muchas empresas del Ibex 35 y sus directivos aún no cuentan con esta potente herramienta. Estos son los mejores blogs corporativos españoles según la agencia de social media Territorio Creativo.

Habiendo entendido la potencia del blog como herramienta de comunicación más cercana, directa y como la mejor forma de aportar contenido propio y original a sus perfiles en redes sociales, muchas empresas empiezan a requerir de alguien que diseñe una estrategia coherente de blogging, coordine, gestione y dinamice el blog corporativo o la comunidad de blogs (muchas empresas tienen más de un blog) e incluso se encargue de las relaciones con blogueros externos para acciones de “blog marketing” (Vea. 10 consejos para que un blogger no te dé con la puerta en las narices). Surgen preguntas como ¿quién dentro de la empresa puede ejercer esta función? ¿Puede subcontratarse a un freelance? ¿Qué perfil debe tener el Chief Blogging Officer? ¿Debe mi empresa tener uno?

Perfl del Chief Blogging officer

¿Quién sería la persona ideal? ¿Alguien de comunicación? ¿Un freelance? ¿Un directivo que escriba de su puño y letra, asesorado por el Departamento de Comunicación?

Pocas empresas quieren dejar esta función en manos de un externo, lo cual tiene sentido porque quien sea su voz  en el mundo online debe poder entrar “hasta la cocina”, tener acceso a información relevante y muchas veces sensible, y además un contacto directo con el director general, responsable de comunicación y marketing, y en algunos casos hasta sentarse en los consejos de administración. Siendo realista, en España es un bastante complicado tener ese nivel de confianza con alguien externo, aunque todo dependerá de la temática del blog, la sensibilidad de los temas que se traten y de la propia situación de la compañía en el mercado.

Un consultor externo experto en la blogosfera podría orientar sobre las líneas guías de comunicación, los objetivos, el estilo que mejor se ajuste a la personalidad de la compañía, establecer líneas editoriales, sugerir una frecuencia de publicación y supervisar los contenidos. Pero la moderación de los comentarios y escribir en nombre de un directivo o del propio director general—en mi opinión—es mejor que lo haga alguien de dentro. A menos que la estrategia sea buscar una voz “independiente” como fue el caso de Robert Scoble, bloguero de cabecera de Microsoft con su blog Scobleizer  y autor del libro “Nacked conversations“, que describe cómo los blogs han cambiado la comunicación de las empresas en EEUU.

El chief blogging officer es una figura que pocas o casi ninguna empresa española tiene como tal, en el sentido de que sea alguien que se dedique única y exclusivamente al blog o a los blogs. Suele ser alguien del departamento de marketing o comunicación o varias firmas que dan voz a diferentes áreas dentro de la empresa (una modalidad que es muy útil para propósitos de comunicación interna y transmisión de conocimiento).

En Estados Unidos lo suele hacer alguien con amplia experiencia en la blogosfera, que conoce a la comunidad de blogueros y que si es alguien de dentro de la empresa es relevado de otras funciones para dedicarse casi en exclusiva al blog y todas las tareas relacionadas. En otras ocasiones son los propios directivos quienes transforman su propio blog personal-profesional en una ventana de diálogo sobre temas de la empresa y del sector.

En este sentido, según Enrique Dans, cuando se trata de empresas cotizadas “la espada de Damocles de las reglas de comunicación en lo que a la esfera bursátil se refiere son los llamados “forward looking statements y la necesidad de conocer las reglas directamente, porque no hay blog que sobreviva la supervisión detallada de un tercero que lo filtre y lo modere”.

No es el quién sino el qué

Quien sea el encargado dentro del organigrama empresarial y el perfil profesional que mejor se ajuste va a depender directamente de los objetivos que tenga la empresa. La cuestión es dejar de pensar “ey, mi competencia tiene blog, así que yo también debo tenerlo” a ver al blog como una herramienta que debe servir para un propósito en concreto.   A continuación algunos objetivos que podrían plantearse:

  • Comunicación y establecimiento de relaciones con clientes y stakeholders
  • Posicionamiento de la organización o de sus directivos como expertos en un sector o tema determinado
  • Posicionamiento SEO (lograr tráfico a la web y obtener enlaces entrantes y salientes)
  • Reclutamiento de personal
  • Canal de venta indirecta y generación de marketing viral
  • Gestión del conocimiento (comunicación interna)
  • Coordinación de grupos de trabajo (comunicación interna)
  • Difusión de la cultura corporativa y alineamiento estratégico (comunicación interna)

Y tú, ¿qué otros objetivos plantearías para una estrategia de blogging? ¿Crees que la figura del Chief Blogging Officer tiene cabida en la mentalidad y organigrama de las empresas españolas?

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en:

Google+

Cinco estrategias para repensar la marca España

Hace unos días le pregunté a un amigo británico que lleva unos años viviendo en nuestro país cómo pensaba que era España antes de venir. Lo primero que me dijo es que en Reino Unido se conoce poco de España, más allá de los tópicos de fiesta, siesta, flamenco y sangría. Mi siguiente pregunta fue: ahora que llevas unos años aquí, ¿crees que se cumplen los estereotipos? Se quedó un rato pensando y me dijo. “Sois mejores de lo que yo pensaba y sois mejores de lo que vosotros mismos pensáis”.

Una respuesta tan breve como contundente que me lleva a pensar que más allá de los problemas objetivos por los que atraviesa el país, puede que también exista un problema de comunicación, un déficit de marketing, también en Internet.  Así lo explico en mi post anterior ¿Es España una marca blanca en Internet? Partiendo de este diagnóstico, me permito sugerir 5 estrategias para re-pensar la marca España…también en la red.

1- Recuperar la auto-confianza

Es muy difícil vender una buena imagen al exterior si uno mismo no se la cree. La pérdida de la auto-confianza es el primer gran reto para quienes están a cargo de gestionar el proyecto marca España. La imagen que más ha caído no es la exterior sino la que tienen los propios ciudadanos, cosa que es totalmente lógica dada la situación en la que muchos se encuentran. Los que ven sus perspectivas futuras negras o muy negras transmiten ese pesimismo, tanto dentro como fuera (es el caso de aquellos que se ven obligados a emigrar por la falta de oportunidades).

Las redes sociales, foros y otras plataformas online se están convirtiendo en un escaparate para transmitir—perdonad la expresión—este “cabreo colectivo”. Es importante empezar a dar la vuelta a esto y trabajar en mensajes positivos que ayuden a recuperar la auto-confianza también de puertas para adentro. Es algo difícil—aunque no imposible—, no se hace de la noche a la mañana y va a requerir constancia, no solo por parte del Gobierno (que resulta menos creíble), sino de las empresas y los propios ciudadanos.

Los mensajes deben ir enfocados a transmitir los puntos fuertes del país, sus empresas y de los propios españoles, encontrando noticias positivas—que las hay—pese a la crisis. En esta dirección apuntan campañas que vendían esperanza, como Razones para Creer de Coca Cola en 2010

… y más recientemente el “curriculum de todos” de Campo Frío. Son campañas han tenido una repercusión enorme en las redes sociales, donde se han visto más que en la televisión.

2- Construir un relato creíble, unificado y coherente

Ser percibido en el extranjero como un país divertido y de gente feliz está muy bien, pero no es suficiente. España tiene potencial para vender otros valores igualmente potentes y que en este momento nos pueden resultar más útiles, potencia deportiva, cultural y  ¿por qué no? la calidad de sus productos y la fortaleza de muchas de nuestras empresas que tienen presencia global.

Esta estrategia es impensable sin la ayuda de las propias marcas españolas con proyección internacional y de las empresas que quieran internacionalizarse sin complejos y decir abiertamente que son españolas. La marca España puede aprender y mucho de las estrategias de branding de empresas de la talla de Zara, Telefónica, Freixenet, Santander entre otras, que pertenecen al Foro de Marcas Renombradas  iniciativa que está apoyando directamente las acciones de re-branding del país en el exterior.

Esto ya es un muy buen punto de partida, porque hasta hace muy poco no existía un proyecto de Estado lo suficientemente ambicioso como para aglutinar a instituciones, empresas privadas y personajes públicos en la construcción colectiva de una imagen país coherente.

Es importante tener un relato creíble (lo que en comunicación se conoce como una equity story), argumentos bien pensados y mensajes coordinados entre las diferentes voces de la marca España. Pero además, estos esfuerzos tienen que verse plasmados en Internet, permitiendo tanto la comunicación como la interacción. Y aquí es donde el proyecto marca España presenta un hándicap importante, que esperemos que no se prolongue por demasiado tiempo.

3- Comunicar lo que hacemos bien… también en la red

En cualquier estrategia de hay que identificar claramente los puntos fuertes y empezar a construir este relato o equity story a partir de allí.

En este momento nos conviene incidir en las fortalezas del país en ciertos sectores económicos y empresariales pujantes; áreas en las que España es referente internacional y de las cuales no hemos sacado suficiente pecho. Nuevamente hablamos de empresas españolas con proyectos de alcance internacional como Renfe que ha exportado su modelo ferroviario de alta velocidad (AVE) a la línea Medina- La Meca; o Indra con sus servicios de gestión aeroportuaria en muchas partes del mundo.

Un buen ejemplo de esto es el vídeo de la consultora Grant Thornton Spain y que se titula  “La crisis desde un punto de vista diferente”.  Os invito a que le echéis un vistazo porque no tiene desperdicio.  Lleva más de  un millón de visitas en Youtube.

Además de incidir en nuestros puntos fuertes, hay que conocer las amenazas reputacionales—que en este momento son muchas—para tener argumentos preparados para mitigarlas y a la vez trabajar en neutralizar los estereotipos negativos asociados a la imagen de España (pereza, falta de productividad, retraso tecnológico, sinónimo de la Vieja Europa).

Como bien decía Emilio Lamo, presidente del Real Instituto Elcano en una reciente conferencia “no se puede ir contra los estereotipos, no es creíble… pero lo que sí podemos darles la vuelta”. Este es el gran reto, al que hay que echarle imaginación, recursos y mucha perseverancia.

4- Encontrar aliados e influencers online

La marca de un país es la suma de la marca de sus empresas, instituciones públicas y marcas personales influyentes. Recientemente Marca España ha escogido sus “embajadores”, españoles reconocidos y apreciados en sus respectivas áreas como Rafa Nadal, Antonio Banderas, Vicente del Bosque, entre otros, cuyo propósito es promover la imagen de España entre su público.

Ese mismo esfuerzo se puede y se debe trasladar al mundo online. En Internet se multiplican las posibilidades de ampliar el mensaje, ya que son los propios usuarios a través de sus cuentas en redes sociales quienes lo difunden  en sus comunidades online. Para que os hagáis una idea, Rafa Nadal tiene cerca de 4 millones de seguidores en Twitter; Fernando Alonso un millón y medio; Zara, 16 millones de fans en Facebook y más de 5.3 millones de personas siguen a Mango en la red de Marc Zuckerberg.  Pueden ser potentes  altavoces para  nuestro país. ¿Por qué no aprovecharlos?

Pero no solo se trata de segmentos de gran interés como la moda, el deporte o el cine, sino de otros “nichos de mercado” más selectivos y con capacidad de generar contenido interesante y cualificado que ayude a dar proyección a la marca país: universidades, escuelas de negocios, personajes con proyección internacional en la política Europea como Javier Solana, por mencionar algunos ejemplos.

5- Escuchar, escuchar y escuchar

Todas las grandes marcas que han tenido éxito en Internet parten de una premisa tan simple como importante: escuchar. Esto va más allá de un simple clipping de prensa. Se necesita una escucha proactiva y cualificada, que supone monitorizar en buscadores, redes sociales, foros, blogs sitios de review (Ciao, Trip Advisor), webs de otros países, etc. Ello a su vez permitirá detectar oportunidades de comunicación, posibles amenazas reputacionales, y potenciales interlocutores (hostiles o no), así como nuevos influenciadores online que nos puedan ayudar a mover el mensaje a través de la red. Desde luego esta monitorización no debe ceñirse a lo que se diga en España, sino también en nuestros mercados target: Alemania, Estados Unidos, América Latina y China. Una tarea titánica, pero necesaria.

Quiero terminar esta serie de artículos sobre marca España con dos reflexiones que resumen todo lo anterior. El proyecto marca España debe ser un tema de Estado—no de gobierno—y debe involucrar a todos los actores con suficiente voz como para influir, a ser posible de forma coherente y coordinada. Y en segundo lugar, la imagen de España no es un tema baladí, está teniendo un impacto directo en las empresas y los ciudadanos. Por lo tanto, la peor estrategia posible es no ocuparse.

Y tú, que más sugerirías para mejorar la comunicación de la marca España en Internet?

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en

Google+

Si te ha gustado este artículo, compártelo !!!

¿Es España una marca blanca en Internet?

Existe un compromiso firme por relanzar la marca España, pero poco se habla de la imagen del país en Internet y redes sociales.  Aquí algunas claves.

Marca España, social media, estrategia online, redes sociales

Nunca antes como ahora ha sido tan importante hablar y replantear en serio la imagen de España, no solo en el exterior, sino también a nivel de los propios españoles, entre quienes recorre una sensación de pesimismo y desasosiego. Para nadie es un secreto que la imagen de España se ha deteriorado con la crisis, el paro, la situación de la banca, la burbuja inmobiliaria, el posible rescate, el debate secesionista en Cataluña y los últimos escándalos de corrupción. La cuestión ahora es ¿qué hacer?

Últimamente se ha hablado mucho de “relanzar” la marca España, como un compromiso de Estado, que involucra no solo al Gobierno, sino a las empresas, políticos y todos los actores con voz suficiente como para influir en la percepción del país dentro y fuera de nuestras fronteras. He seguido de cerca este tema y he asistido a no menos de cinco debates, ponencias, presentaciones de libros, foros y otros eventos en los que expertos de altísimo nivel han diagnosticado los problemas de la marca Españ

a y planteado ideas muy interesantes. Sin embargo—y este es el motivo de este post—en ninguno de estos encuentros se ha mencionado ni de refilón el papel de Internet en el pretendido lavado de cara del país.

Es algo que no deja de sorprenderme, porque a estas alturas creo que nadie pone en duda la importancia de Internet y de las redes sociales para hacer llegar los mensajes a más gente, conocer el clima de opinión sobre un tema determinado y localizar posibles “embajadores” que ayuden a proyectar una imagen más positiva del país. Creo que va siendo hora de replantearnos también la imagen de España en la red.

Por eso me tomé la libertad de hacer un pequeño ejercicio para contestar a dos preguntas. La primera es ¿qué información encuentra alguien que se interese por España cuando busca en Internet? Y la segunda. ¿Cómo se están utilizando los aplicativos 2.0 y las redes sociales en los esfuerzos de promoción de la marca España?

España en Google

Cuando queremos saber cómo nos perciben en Internet lo primero que hacemos es buscar nuestro nombre en Google. Este ejercicio de “googlear las palabras España y Spain lo realicé los días 15, 16 y 17 de marzo desde Google.com. Los primeros resultados están dentro de lo normal. El primero, la ficha del país en Wikipedia, seguida de resultados relacionados con viajes y turismo e instituciones que llevan el término España en su nombre (Gobierno de España, Banco de España) y la ficha del país en la web de la Unión Europea. Hasta allí todo muy bien.

Los problemas empiezan a partir del sexto resultado. Alguien que busque información sobre España, también podrá ver en la primera página de Google referencias

 negativas como el vídeo publicado por El País en el que soldados españoles golpeaban brutalmente a un detenido en Iraq, al igual que noticias relacionadas con la economía, el déficit y la deuda pública, que tampoco son demasiado halagadoras.

Para el término “Spain”, se encuentran todavía más las referencias de turismo, viajes y ocio (TourSpain, Visit Spain), el Factbook de la CIA, así como enlaces a noticias publicadas en medios anglosajones como el New York Times, Financial Times, Bloomberg o The Guardian. No tengo que decir cómo ha sido el tratamiento que estos medios internacionales han dado a la crisis española, por lo que la reputación para el término en inglés tampoco es del todo impecable. Recordemos que estos resultados pueden variar según la ubicación de quien teclee el término y cambian cada día en función del número de búsquedas en una web determinada.  Pero aquí lo importante es ver la tendencia en cuanto a los resultados de googlear el término España,.

Ya sabemos que una imagen vale más que mil palabras. Pues las imágenes que encuentra alguien que busque bajo los términos España y Spain, además de la bandera y el mapa, son referencias que ilustran muy bien nuestra historia reciente: playas, fútbol, toros, flamenco, edificios en la costa (sinónimo de burbuja inmobiliaria), molinos de viento, sangría y por supuesto, la paella.

El término Spain tiene 16.6 millones de búsquedas globales mensuales en Google y el término España tiene 25 millones. Pero cuando hablamos de búsquedas  como invertir en España, las cifras bajan sustancialmente a 3.600 búsquedas para el término en inglés y 6.600 para la búsqueda en español.

España, bueno para visitar, malo para invertir

La marca España en Internet, tal y como sucede en el mundo off-line, está vinculada principalmente al turismo como resultado de un esfuerzo de décadas. No en vano es el segundo país con mejor imagen turística después de Estados Unidos.

España es percibida como el sitio perfecto para veranear, pasear, ir de fiesta, tomar cañas, sangría y paella. Si uno le pregunta a alguien del norte de Europa o Estados Unidos, ¿visitaría España? Le diría que sí sin pensarlo dos veces. Pero si preguntase ¿recomendaría invertir en España? ¿Comprar en España? ¿Los españoles son gente seria? Entonces la cosa cambia y mucho, según se desprende del Barómetro del Real Instituto Ecano sobre la percepción de la imagen exterior de España.

Esta percepción se traslada también al mundo de Internet y las redes sociales, donde los esfuerzos de promoción turística se notan y mucho, en detrimento otras áreas como

 la economía y el clima de negocios. Nos hemos esforzado mucho en proyectar una imagen cálida, festiva, de potencia blanda y ahora esta percepción está afectando otras áreas clave como el clima de negocios e inversión.

Veamos por ejemplo el portal oficial de turismo de España, una web con un buen diseño, usabilidad, integración de los botones sociales, utilización de vídeos y con un componente gráfico muy cuidado. En contraposición encontramos la nueva web de la marca España con un diseño más bien recargado, ciertos problemas de usabilidad, sólo traducida al inglés, obviando otras lenguas clave para el mercado español como el francés, alemán, portugués o el chino. A su favor debo decir, que tienen un blog coral titulado “Con nombre propio”  en el que escriben personalidades conocidas y embajadores de la marca España como Antonio Banderas, Vicente del Bosque, Javier Solana o Margarita Salas, entre otros.  Esta web tiene como propósito ensalzar las fortalezas y atractivos de España en un sentido que trasciende el tema meramente turístico.

Pero lo que más  llamó mi atención de esta

 web es que no tenga ningún botón de acceso a sus cuentas en redes sociales en su portada. La única referencia a aplicativos 2.0 la encontré en la sección de quienes somos donde se explica el proyecto “Marca España”. Se trata de botones de compartir y no de acceso a sus perfiles en redes sociales.

Desnudando la marca España en redes sociales

Me sorprendió mucho que la web de la marca España no tuviera direccionado el acceso a sus perfiles sociales. ¿Puede ser posible que no tenga perfiles sociales? Por lo que pude ver, el proyecto marca España como tal, sólo tiene presencia en Twitter y Facebook y en esta última lo que tiene es un perfil personal  y no una fan page. Segunda sorpresa porque a estas alturas también todo el mundo sabe las ventajas entre una y otra modalidad.

Veamos a continuación algunos datos cualitativos y cuantitativos de la presencia del proyecto marca España en Twitter y Facebook, las únicas dos redes sociales en las que tiene presencia.

Marca España, redes sociales, community management, socialmedia, estrategia, marketing online

  • Twitter es la única red social que el proyecto Marca España actualiza constantemente. Desde la cuenta de Twitter redirecciona contenidos al perfil de Facebook, una práctica poco recomendable ya que el lenguaje y usos de ambas redes sociales son totalmente diferentes.
  • Su cuenta de Twitter  tiene una antigüedad de un año. 2.200 tweets, 883 seguidores y sólo sigue a 320 personas. Su perfil en Facebook tenía hasta ayer 261 amigos.
  • No tiene otras cuentas espejo en los idiomas de los países donde le interesaría promocionar la marca país. Echo en falta por lo menos una cu
    enta en inglés, francés, alemán y a ser posible, chino.
  • Aunque el nombre de la cuenta de Twitter @BrandSpain está en inglés, el  90% de los contenidos está en español, luego entonces parece que su público target fuera sólo de habla hispana, lo que tiene que ver con el siguiente punto.
  • Relaciones endogámicas. La mayoría de sus relaciones son con marcas españolas, instituciones públicas y personalidades que apoyan el proyecto. Esto está muy bien como punto de partida, pero debe pasar a un segundo nivel, en el que busque conectar con un público objetivo más amplio en el exterior.
  • Pese a tener un blog coral de conocidas personalidades españolas, el ritmo de actualización es muy bajo (menos de un post al mes). Esto no es suficiente para alimentar sus perfiles sociales con material propio. Esto supone que la mayor parte de la información sean RTs de otros o información producida por entidades públicas y medios de comunicación.
  • Poca utilización de vídeos y material multimedia en sus perfiles sociales. No tiene canal de YouTube.

Ahora volvamos por un momento a las preguntas que planteaba inicialmente. ¿Cómo se percibe España en Internet? Igual como se percibe en el mundo offline: asociada al ocio y la diversión, pero no como un sitio adecuado para hacer negocios o comprar. Los esfuerzos en promoción turística también se reflejan en la presencia en redes sociales, donde las cuentas relacionadas con turismo tienen una estrategia muy bien definida y llegan a un púbico más amplio, a diferencia del proyecto marca España que empieza tímidamente su andadura en el mundo online. Sin duda tiene mucho trabajo por delante. El primer paso será entender la importancia de trabajar paralelamente la parte off-line y online.  También es importante tener claro los atributos de marca que se quieren proyectar en la red y los mensajes (equity story) que respalden estos atributos.

Como la crítica siempre debe ir acompañada de alternativas de cómo hacerlo mejor, en un siguiente post propongo  Cinco estrategias para repensar la marca España en Internet.  Y tú, ¿crees que España es una marca blanca de sol y playa en la red?

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en:

Google+

Si te ha parecido interesante, compártelo

10 consejos para que un blogger no te dé con la puerta en las narices

Las marcas se están dando cuenta del poder de los bloggers como influenciadores online, pero ¿saben cómo tratarles para que su acercamiento sea efectivo? Aquí algunos consejos.

Nueve de la mañana. Bandeja de entrada, nuevo correo de una agencia de comunicación que no me suena de nada. Asunto: “nuevo servicio tal, una revolución en XXX…”

“Estimado blogger:

Felicidades por tu blog, es muy interesante y está muy bien escrito. Hemos pensado que podría ser de tu interés el nuevo servicio que nuestro cliente XXX acaba de lanzar al mercado, convirtiéndose en una auténtica revolución en el sector de XXX, porque …. Te invitamos a visitar (web de la empresa) y te adjuntamos información (nota de prensa), por si crees que a tus lectores les puede resultar interesante conocer un poco más de las nuevas tendencias en lo que a xxxx se refiere. Si tienes alguna duda, consulta o quieres tener más datos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Un saludo, Agencia de Comunicación tal y pascual.

blog marketing, bloggers, marcas, redes sociales, marketing onlineLa primera imagen que se me vino a la cabeza al ver este mensaje fue la del becario de turno con la típica base de datos en Excel subrayada con colorines mandando correos a diestra y siniestra “a ver si alguno pica”. Un listado confeccionado de prisa y corriendo para complementar el envío de la nota de prensa a los medios convencionales y poder presumir de más “impactos” ante su cliente. Un mensaje estandarizado, como quien tira panfletos desde un avión sin saber dónde van a ir a parar.

No voy a negar que me hizo gracia figurar en esa base de datos porque mi blog es relativamente nuevo. Pero pasado el efecto ego, entendí que posiblemente era una mentira gorda eso de que mi blog “le parece interesante”. Y no porque yo dude que lo sea, sino porque se notaba que no había leído ni uno solo de mis posts, ya que proponía un tema que no encaja en la temática que trato. De allí que en lugar de hacer la reseña del servicio en cuestión, hablaré sobre algo que creo que sí “puede ser interesante para mis lectores”

Creo oportuno reflexionar —e invitar a que vosotros también lo hagáis — sobre las técnicas de blog marketing o las acciones que hacen las empresas para influir sobre los bloggers para que hablen de un producto o servicio, gratis (léase por la cara). ¿Cómo obtener buenos resultados en esos acercamientos o cuanto menos que no pongan tus mail en la carpeta de spam? Aportaré mis puntos de vista desde tres perspectivas: la del periodista (trabajé 5 años en diferentes medios); la de la agencia de comunicación (6 años), pero fundamentalmente, la de blogger (oficio reciente, pero apasionante). A continuación algunos consejos de sentido común, que lamentablemente, a veces es el menos común de los sentidos.

Antes de la acción de marketing

1. Identifica los blogs que se relacionan con la temática de tu producto y léelos antes. Cuando hablo de identificar, no me refiero únicamente a hacer una base de datos, utilizando buscadores de blogs como Technorati  o Google Blog Search  que son sumamente útiles para encontrar las bitácoras más influyentes por temática. Más allá de un simple listado, es importante evaluar aspectos como su frecuencia de publicación, cuál es su público, si han hecho reseñas de otros productos o servicios con anterioridad y si publican el número de visitas o seguidores. Sigue el hilo del blog roll (lista de blogs recomendados) para ver su comunidad de bloggers. Y sobre todo, antes del primer contacto, haz el favor de  LEER EL BLOG. A los bloggers nos encanta que nos lean… para eso somos bloggers.

2. Haz un primer acercamiento, pero sin que se te vea el plumero. Una vez que tienes identificados tus blogs “target”, ya puedes empezar a asomar la patita, pero sin intentar entrar directamente. Haz una primera toma de contacto para conocer quién es el autor, a qué se dedica, qué le gusta. Puedes empezar a seguir al blogger en redes sociales y un buen día hacer un “comentario inocente” en el blog, pero siempre desde un perfil y tono personal, aunque sin ocultar que trabajas para una marca. La idea es empezar a construir una relación, pero sin pedir nada a cambio… ya habrá tiempo para eso.

Al momento de la acción

3. Nada de “estimado blogger”. Personaliza. Detrás de cada blog, hay una persona y a todos nos gusta sentirnos especiales. El “estimado blogger” es lo mismo que decir que piensas que somos “del montón” y –con todo respeto—denota una gran falta de profesionalidad. Si no te has tomado el trabajo de saber a quién te diriges, mucho menos te has preguntado ¿por qué ha de interesarle escribir sobre tu producto o servicio? Esta frase de Enrique Dans resume muy bien lo que quiero decir: “cuando trabajas con personas, el one size fits all no existe”. 

4. Piensa en los lectores no en tu marca. Encuentra una percha convincente de por qué a los lectores de ese blog podría interesarles la información que ofreces. Proporciona datos, estudios de mercado, tendencias que apoyen la novedad de tu producto. Recuerda que no es su obligación escribir sobre tu producto y si este no ofrece ningún valor añadido, no tienen por qué decir que es “la bomba”.  De hecho, podría pasar que no sólo no lo digan, sino que escriban sobre lo malo que es.

5. Nunca dejes el asunto en blanco o envíes un texto excesivamente comercial. Recuerda que los bloggers se comunican entre ellos, forman una comunidad. Errores de comunicación tan básicos como este o como poner en copia vista las direcciones de correo da mucho morbo para echar unas cuantas risas. Recuerda que el objetivo de tu comunicación no es vender el producto, sino aportar información sobre el mismo.

6. Usa un tono cercano, evitando el lenguaje excesivamente corporativo. La amabilidad y la cercanía demuestran que eres empático, que te interesa lo que hace tu interlocutor. Crea sintonía. Evita expresiones propias de la correspondencia empresarial: “estimado, atentamente, Doña, don, etc. Usa frases en condicional, nunca en imperativo.

7. Sin medias tintas, al pan pan y al vino vino. Si quieres que te publiquen una reseña “por la cara”, dilo claramente y si ofreces alguna contraprestación económica o en especie, explica exactamente de qué se trata (sin ser excesivamente burdo). No todo es económico, a veces puede bastar con un enlace puntual desde tu web a su blog. Pero lo más importante es no caer en ambigüedades que te hagan perder tiempo a ti y al blogger en cadenas interminables de mails.

8. Lo bueno si es breve… y lo malo… mejor que lo sea también. No escribas mails excesivamente largos con la retahíla de lo maravilloso que es tu producto, ni pegues la nota de prensa al cuerpo del mensaje. Eso sí, asegúrate de que aparezca tu nombre, cómo contactar contigo y la empresa o agencia para la que trabajas.

¿Y después, qué?

9. La paciencia es una gran virtud, no acoses. Recuerda que tus tiempos y los de los bloggers no son los mismos. Por eso decía que es importante ver la frecuencia de publicación, porque muchos bloggers no nos dedicamos exclusivamente a nuestra bitácora (hay vida después del blog) y por lo tanto, publicamos 1 ó 2 posts semanales (algunos incluso cada 15 días). Si tienes prisa, habla con una agencia de noticias, no con un blogger. No se te ocurra imponer una fecha de publicación, que te manden el texto antes de publicar, ni sugieras correcciones, a menos que haya información relevante que pueda aportar algo nuevo.

10. Es de bien nacido ser agradecido. Si ha publicado, agradecer y mantener el contacto… y también el tipo. Que haya publicado una vez no significa que cada vez que quieras lo tiene que hacer. No envíes una nueva comunicación o campaña a la semana siguiente. Mejor espera un tiempo prudencial y en ese tiempo, monitoriza el blog y mira la reacción de sus lectores al post que has promovido.

Reflexiones finales

Los blogs son una herramienta de comunicación muy potente para segmentar por temática y público objetivo. Hay bloggers que tienen más lectores que algunas publicaciones especializadas, pero sobre todo,  esos lectores suelen ser más fieles y activos.

Nuestra independencia es uno de nuestros mayores activos para los bloggers que no escribimos para “forrarnos”. Una empresa puede invitarnos a un concierto, viaje, hotel, a unas cañas o hasta enviarnos flores el día de nuestro cumple, pero eso no garantizará una mención positiva. Tal vez estemos más atentos a las novedades de esa marca, pero sólo escribiremos lo que consideremos relevante porque eso es lo que esperan nuestros lectores, una opinión sincera. Si quieres publicidad, haz una campaña de SEM y por supuesto ¡paga!

No pretendas desarrollar una acción con bloggers de la noche a la mañana. Hay que tomar un tiempo– de entre 3 y 6 meses antes dependiendo del tipo de acción y del sector– para preparar el terreno, identificar los blogs, leerles, tomar contacto, conocerles y que te conozcan.

A los bloggers no se les puede tratar como periodistas, aunque algunos lo seamos o lo hayamos sido en el pasado (no enviar notas de prensa, no confirmar que la recibimos, no preguntar cuándo sale el artículo). Los periodistas estamos más acostumbrados a tratar con las marcas, pero muchos bloggers no son periodistas y consideran estas conductas como una intromisión que sienta francamente mal. El blog es nuestro espacio de libertad, donde somos nuestros propios jefes de redacción y nadie nos mete presión. “¡Es mi blog y si digo que no es no!”  (interesante artículo sobre la percepción de una blogger)

Las empresas deben adaptar su comunicación al peso que ganan los bloggers como influenciadores online. Si van a hacer acciones con bloggers con cierta frecuencia, lo ideal sería contar con alguien que esté en el mundillo y entienda los códigos y usos de esta forma de comunicación.

Atención, agencias y gabinetes de prensa ¡No os equivoquéis con los bloggers! Queda fatal.

Y tú, ¿qué más sugerirías a las empresas para sus acciones de blog marketing?

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en

Google+

Si este post te ha parecido interesante o útil, compártelo!!!

Abogado… abogaaaaado ¿estás ahí?

Un análisis de la estrategia de las firmas legales españolas en redes sociales

¿Recuerdas esta célebre frase de la película Cabo del Miedo?

¡Abogaaaado! Los clientes te buscan, preguntan por ti, te googlean, quieren hablarte, conocerte mejor.  Abogado, abogaaaado, ¿dónde estás? Muchos no están, no quieren estar, no saben para qué estar, cómo estar y otros siquiera entienden qué supone pasar de una comunicación unidireccional a una relación en la que prima la participación y la interacción. El fenómeno de la web 2.0 y las redes sociales ha cogido por sorpresa al sector legal, que empieza a entender que no se trata de una moda pasajera.

De los tres despachos líderes en facturación según el ránking de Expansión, sólo Cuatrecasas tiene perfiles activos en redes sociales y un social media manager para gestionar su comunicación en medios sociales.

Garrigues y Uría Menéndez, que ocupan la segunda y tercera posición no están y no sabemos si se les espera. El Centro de Estudios Garrigues, entidad vinculada al despacho y encargada del área de investigación y formación  tiene una fan page en Facebook para presentar sus actividades, pero con poca o casi nula interacción con los internautas.

En Uría  Menéndez “el fenómeno nuevo del social media” (palabras textuales de Dionisio Uría) es gestionado por el responsable de sistemas, un socio de la firma y el propio Uría. A nivel corporativo se dan ciertas recomendaciones a los abogados sobre cómo comportarse en las redes sociales.   El director de comunicación de la firma no tiene claro cómo las redes sociales pueden ayudar a generar negocio a un despacho de sus características, ya que considera que las empresas de bienes le darían mayor utilidad que las de servicios profesionales.  Fuente:  Diario Jurídico 

Despachos medianos y boutiques legales

abogados, Internet, web 2.0, redes sociales, despachos, marketing, comunicación 2.0Dejando un poco atrás a los grandes despachos cuya marca está bastante consolidada. ¿Cómo encaja este cambio de paradigma comunicativo en las Pymes y boutiques legales, que representan más del 90% del mercado legal español?

En términos generales, hablamos de un sector muy conservador en el que la comunicación personal y directa prima en  sus relaciones; un sector, que excepto honrosas excepciones, es un “late adopter” de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. La mayoría de los clientes aún  se captan por el “boca a boca” fuera de la red.

Sin embargo, la crisis está acelerando dos fenómenos que inciden directamente sobre el ser y el hacer de las pymes legales. En primer lugar, la crisis está convirtiendo a los servicios profesionales en general y a los legales en particular en meras “commodities”, lo cual obliga a las firmas medianas a diferenciarse y crear valor en torno a su marca, tomando en cuenta que esa marca corporativa también se construye a partir de la marca personal de los abogados que conforman el despacho.

Por otra parte,  la crisis está abriendo un sinfín de oportunidades de negocio para los despachos, tanto para aquellos que se dedican al nicho B2B (empresas) como para los que tienen un perfil más B2C (particulares).  Reestructuraciones y concursos de acreedores, quiebras, problemas con Hacienda, optimización de costes, desahucios, preferentes, ERES son solo algunos ejemplos de situaciones que esta crisis ha agravado y que casi en un 100% de los casos van a requerir la ayuda de un abogado.  ¿Cómo capturar este gran potencial de negocio?

Los abogados empiezan a intuir que una estrategia bien pensada y ejecutada en social media podría ayudarles en aspectos clave como el networking y la generación de nuevo negocio, el efecto recomendación entre sus propios colegas, la puesta en valor de su marca corporativa, captación de talento y la monitorización de lo que se dice de ellos en la red.

10 errores de las firmas legales en social media

Para este post, he analizado la comunicación online de 10 pymes legales, tanto con un perfil B2C como B2B.  A continuación los principales fallos que he detectado, tanto en el planteamiento como en la ejecución de la estrategia online, fallos que son extrapolables a muchas empresas que inician su andadura en el mundo 2.0.

1-      Objetivos y estrategias no definidas.  No se observa en las conversaciones un objetivo claro ni una estrategia para alcanzarlo.  Abogados, recordad que estar en redes sociales es más que abrir un perfil, hay que saber qué queremos conseguir y sobre ello desarrollamos el “cómo”.

2-      Mala elección de las plataformas sociales.  Tiene relación con el problema anterior, porque al no tener claro el objetivo, no se establecen las redes sociales en las que el despacho puede interacturar con su público target. Si eres un  despacho con perfil B2C, Twitter y Facebook pueden ser una buena opción, pero si eres un despacho más enfocado a empresas (B2B), las redes profesionales como LinkedIn y Viadeo deben ser prioritarias. No debéis pasar por alto redes verticales o de nicho como Pleiteando que se especializa en el sector jurídico.

3-      Comunicar con mentalidad 1.0 en soportes 2.0.  Comunicación unidireccional, que no llama a la acción ni fomenta la interacción del público. Si eres un despacho y quieres triunfar en las redes sociales, establece tu target y empieza a crear comunidad, cuídala, mímala habla de lo que a ella le interesa.

4-      Muy poco contenido propio.  La mayoría de los despachos se limita a reproducir contenido publicado por la Asociación o los medios de comunicación especializados, pocos o ninguno tienen blog corporativo o profesional de los socios.  De allí que no hay diferenciación respecto al contenido que aportan a una comunidad que no terminan de construir

5-      Relaciones endogámicas. Los pocos despachos que están empezando a crear comunidad priman las relaciones con otros abogados, medios especializados o profesionales del mundo académico.  No está mal para empezar, pero es necesario pasar a un segundo nivel, crear relaciones con sus clientes actuales y potenciales, participar en sus conversaciones y aportar información de su interés.

6-      Lenguaje excesivamente serio y distante. No podéis hablar en Facebook o Twitter como si estuvierais redactando el BOE.  Para vosotros puede ser una lectura apasionante, pero no para vuestros clientes potenciales.  El lenguaje debe estar adaptado al target y a los usos de cada red social.

7-     Demasiada automatización: En muchos perfiles observé que el mismo post se reproducía íntegro en Facebook y Twitter, olvidando que el lenguaje y público es completamente diferente en cada red social.

8-      Poco contenido multimedia.  Se está subestimando el potencial de You-Tube y de los aplicativos multimedia (vídeos, podcasts).  Los posts son mayormente textos acompañados de fotos.  Pocos utilizan Slideshare, una plataforma muy potente para transmitir know-how.

9-      Lentitud en las respuestas: En algunos casos los clientes se ponían en contacto a través de Facebook o Twitter y la respuesta llegaba incluso uno o dos días después, siempre remitiéndole a la web.

10-   Gestión de la marca corporativa a través de perfiles personales.  Ciertamente la marca corporativa se construye en parte por la marca personal de los abogados, pero ello no significa que toda la comunicación deba gestionarse a través de un perfil personal, en el que se habla de temas particulares que no interesan a nuestro público objetivo.

Abogaaaaado.  ¿Crees que ha llegado el momento de hacer tu debut en redes sociales? ¿Quieres dejar de ser una marca blanca de servicios legales? Evita todo cuanto puedas cometer estos errores y no olvides que los resultados en social media no son inmediatos, que hay que dedicar tiempo y recursos. Estar en la web 2.0 también significa escuchar cosas que no te gusten. ¿Estás dispuesto?

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en:

Google+

Artículo relacionado:  Tú sí que sabes. Casos de éxito de abogados 2.0

Si te ha parecido interesante este post, compártelo !!!

¿Rentabilizan las grandes marcas su inversión en redes sociales?

Por primera vez en España existe una forma de medir la efectividad de las acciones de las principales marcas en medios sociales, no sólo a través de la comunicación que hace la propia marca, sino—y aquí está lo verdaderamente novedoso—desde el punto de vista de la implicación de los usuarios.

En posts anteriores hemos analizado casos de éxito de las estrategias 2.0 de multinacionales como Coca Cola, Starbucks o Best Buy y vimos que la clave del éxito de las compañías que han triunfado en social media es su habilidad para lograr que su comunidad participe, genere contenido e interactúe; que sea prescriptor de la marca y la recomiende.

Es lo más difícil, porque en el mundo 2.0 la compañía no controla totalmente su identidad online, sino que depende de la respuesta y reacción del público ante unos contenidos que deben ser cada vez más atractivos, apelar a las emociones y a la acción, pero sobre todo aportar valor al usuario.

Desde esta perspectiva de implicación del usuario, el Primer estudio de la Actividad de las marcas en medios sociales ofrece un interesante punto de partida para diseñar los objetivos de los planes de social media con bases más sólidas.

El estudio analiza las 50 marcas que más invierten en medios sociales, entre las que destacan multinacionales como Iberia, Santander, BBVA, ING, Movistar, Vodafone, Adidas, Mango, Coca Cola, Nestlé y los dos principales partidos políticos españoles. Después de analizar el estudio, que comprende 12 sectores de actividad, comparto con vosotros ciertos aspectos que llaman mi atención sector por sector.

Transportes

El sector, representado por Vueling, Viajes El Corte Inglés, eDreams, Iberia no ha logrado capitalizar su gran presencia en redes sociales y su capacidad de generar contenido interesante vía ofertas y promociones. Los usuarios generan poco contenido y poca recomendación de marca. Iberia destaca por su mayor presencia, generación de contenido del usuario y recomendación.

Banca

(Santander, BBVA, ING, Línea Directa) logran que el usuario participe y genere contenidos, aunque éste podría estar relacionado con consultas individuales de los servicios, lo cual no es siempre un dato positivo. Los resultados parecen indicar un margen para mejorar la comunicación del sector financiero con sus potenciales clientes en redes sociales.

Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA están a dos extremos opuestos. El banco de Emilio Botín tiene un alto índice de recomendación, pero no logra que los usuarios generen mucho contenido propio relacionado con su marca, mientras que en el BBVA es exactamente al revés: un alto porcentaje de generación de contenidos del usuario y poca recomendación.

Partidos políticos

Los principales partidos políticos españoles—PP y PSOE—han sido incluidos en el sector servicios. Vemos como el Partido Popular, con un menor esfuerzo en presencia logra mejores resultados en cuanto a generación de contenidos y recomendación de su público. En el caso de PSOE, la generación de contenidos por parte de los internautas es inusualmente baja en el período estudiado (abril-mayo 2012). No obstante, al igual que otros sectores, no se puede saber si los contenidos generados por los internautas son positivos o negativos, máxime cuando se trata de un sector que se caracteriza por usuarios muy activos.

Telefonía y Telecomunicaciones

En este apartado se analiza la estrategia de Movistar, Vodafone, Orange y Jazztel. Es un sector que, por su propia naturaleza se presta para que el usuario participe, lo que no es necesariamente un dato positivo, ya que está relacionado con temas de atención al cliente, servicio técnico, contratos, etc. La presencia de estas marcas en redes sociales va directamente vinculada a ofertas y promociones. Llama la atención Vodafone, con un gran efecto recomendación y en el lado contrario Jazztel con poca presencia y poco efecto recomendación.

Deportes y textil

Representado en este estudio por LVHM, Adidas y Mango. Es un sector con relativamente poca presencia en social media, pese a su potencial para generar contenidos virales, primordialmente entre un público femenino. La excepción es Mango, cuya dedicación e inversión en social media parece estar logrando que el usuario participe, interactúe y recomiende.

Alimentación

Se analizan en este sector Danone, Nestlé, Tarradellas y Grefusa. Es un sector que ha logrado consolidar su presencia y crear comunidad a partir de contenidos relevantes, pero no consigue que ello se traduzca en participación e interacción con sus comunidades y tampoco la recomendación de éstas. Casa Tarradellas destaca por sus buenos resultados en generación de contenidos y recomendación.

Aunque hay muchos más datos y conclusiones que se pueden extraer, pienso que el principal valor de este estudio es permitirnos determinar en qué sectores habría una mayor necesidad de apoyo en aspectos clave para el éxito en social media, como la participación, la generación de contenidos y la recomendación. Hemos visto que dentro de cada sector hay marcas que han logrado sacar más partido a su inversión en social media que sus rivales directos. ¿Dónde está la diferencia? Tal vez éstas han sabido dar el valor adecuado al usuario y a lo que éste tiene que decir para mejorar sus productos y servicios? Y tu, qué crees que podrían mejorar las marcas españolas en sus estrategias de social media?

Diana Campos Candanedo

Google+

Si este post te ha parecido interesante, compártelo !!!!

Ciberactivismo en el mundo árabe, la difícil lucha por contar la verdad

El periodismo ciudadano y el ciber-activismo se profesionalizan, cumpliendo una función que ninguna otra institución puede cumplir en contextos de gran represión

Se han escrito ríos de tinta sobre lo decisivo que fueron Internet y las redes sociales en el “despertar árabe” (no usaré el término “primavera”- no “vivaldizaré” la revolución árabe), pero ¿qué ha sido de esos movimientos ciudadanos en los países que ya se libraron de sus dictadores? ¿Qué han aprendido los nuevos activistas de la experiencia de sus predecesores?  ¿Cómo sobrevive el ciberactivismo en países donde la represión es tal que el acceso a Internet es un lujo o donde llevar una cámara te convierte en un objetivo?

Desde nuestra zona de confort y nuestras conexiones ADSL, parece difícil imaginar que haya lugares donde conectarse a Internet, mantener una cuenta de Twitter o Facebook o simplemente escribir un blog suponga jugarse la vida y en muchos casos, perderla.

En Siria, por ejemplo,  los apagones totales de Internet permiten bloquear la comunicación de los disidentes con el exterior y cuartar su poder de movilización, según Global Voices, la plataforma de blogeros que informa cómo la gente en Oriente Próximo utiliza Internet para que su voz sea escuchada.

El Gobierno sirio tiene un  ciber-ejército para  hackear las direcciones IP de bloggers opositores  e introducir virus en sus ordenadores y es práctica habitual de regímenes totalitarios monitorizar  las redes sociales para obtener datos que permitan identificar a sus oponentes.  Sí amigos, esto pasa cerca de nuestras fronteras, en pleno siglo XXI, en la era de la tecnología y las comunicaciones; en la era de la web 2.0.

Esa misma web 2.0 fue un instrumento para que en Occidente fuéramos testigos de cómo esa búsqueda de libertad, amordazada por tantos años se convirtió en revolución, extendiéndose como la pólvora de un país a otro.  Internet permitió dar visibilidad a unas tensiones insostenibles entre gobiernos ancestralmente dictatoriales y una sociedad civil ancestralmente harta; una verdadera olla de presión que explotó en forma de movimiento civil que se retroalimenta y toma un carácter regional, por lo que me atrevo a decir que ese despertar árabe todavía está gestándose; no ha terminado.

Esos movimientos sociales han dado origen a nuevas dinámicas comunicativas, en las que el periodismo ciudadano se profesionaliza y cumple una función que ninguna otra institución puede cumplir dada la censura y dificultad de acceso a la información que tiene el periodismo tradicional en países como Siria, Arabia Saudí, Irán o incluso Kuwait.

De esas “otras voces” y de su importancia en el despertar árabe, nos habló la especialista en participación ciudadana en el mundo árabe, Leila Nachawarti   en la mesa redonda organizada por la Embajada del Reino de los Países Bajos en España y el Real Instituto Elcano.  En lo personal me ha hecho reflexionar sobre el potencial de las nuevas tecnologías para organizar, transmitir y movilizar a la sociedad civil y cómo ello logró gestar un cambio político tan profundo que nace de la mano de una nueva forma de comunicar, informar y hacer activismo.

No puedo más que compartir algunos datos que reveló Leila Nachawarti  y que me parecen reveladores acerca de la evolución del activismo en contextos de férrea censura y represión.

Profesionalización del ciber-activismo

Los nuevos ciber-activistas se profesionalizan en la forma de presentar la información y aprenden de los errores de quienes empezaron primero.

manifestación despertar  árabe

En esta imagen de una manifestación vemos que se pone un cartel al principio. Este cartel indica el lugar, la hora y la fecha de la movilización, una información muy útil para los medios de comunicación tradicionales que difundirán el vídeo, o bien para que se contextualice la información de cara a la justicia internacional.

Vemos también que las manifestaciones se graban desde arriba, desde atrás o en planos largos que protegen el anonimato de los activistas. Y es que se han dado precedentes en los que los vídeos que se transmiten a través de Internet han permitido identificar y perseguir a los manifestantes.  Es el caso de Irán, donde el gobierno logró identificar uno a uno a un grupo de opositores por las fotos que los propios activistas habían colgado en Flickr.  Actualmente existe todo un movimiento en el mundo árabe para proteger la privacidad en las redes sociales. Los ciber-activistas han aprendido que la visibilidad que buscan para su causa, también puede volverse en su contra.

Medidas preventivas contra la represión

Kuwait es un país del que poco se habla, en términos de democracia y derechos humanos, tal vez porque la prosperidad de la economía del petróleo lo colocaba lejos del espectro de las movilizaciones en otros países del mundo árabe y también porque la Comunidad Internacional tradicionalmente ha buscado proteger al “establishment” kuwaití y asegurar así el suministro de petróleo.

Sin embargo, después de las movilizaciones en la región, la monarquía kuwaití, temiendo un contagio, ha aumentado la vigilancia en contra de sus opositores, según denuncia la plataforma de blogers activistas Global Voices.  Muchos analistas creen que Kuwait va a dar mucho de qué hablar este año, e incluso sería el próximo en ese movimiento árabe de liberación de los regímenes totalitarios.

Los activistas kuwaitíes, tomando buena nota de lo sucedido en otros países de su entorno,  “se ponen el parche antes de la herida” y envían una carta a Wordpres  solicitando que no faciliten a las autoridades las direcciones IP de los administradores de karametwatan.wordpress.com, el blog de los organizadores de una gran manifestación  en contra de la corrupción y los recortes de libertades.

Open letter despertar árabe

Karametwatan, que en árabe significa “Dignidad de la Nación” es el movimiento opositor que está gestando grandes movilizaciones, principalmente a través de Twitter, donde tienen más de 115.000 seguidores.

Llama la atención la gran penetración de Twitter en Kuwait, más de 400 mil usuarios activos en un país de menos de 2 millones de personas.  Twitter ha sido la única vía para evadir la censura, convocar e informar de las movilizaciones.

Los gobiernos también han aprendido

No sólo los activistas han tomado nota de los errores de sus predecesores, también lo han hecho los gobiernos.   Tal vez por eso el régimen sirio  esté tardando tanto en caer, porque está logrando neutralizar la capacidad de organización y reunión de sus opositores a través de las nuevas tecnologías.  Bueno, eso aparte de la falta de una intervención contundente de la comunidad internacional por el bloqueo de China y Rusia.

La dictadura de Bashar al Assad logró  bloquear todos los accesos a Internet (un gran apagón que duró 3 días), gracias a tecnología occidental, concretamente de la empresa estadounidense Blue Coat.  La represión off-line, materializada en palizas y detenciones a periodistas y activistas por expresar su visión del gobierno a través de Internet, se complementan con nuevas regulaciones en el uso de las redes sociales con la excusa de mantener la “cohesión del país”.

¿Qué podemos extrapolar de estas realidades a nuestro entorno? Aunque con grandes diferencias, muchos movimientos sociales en Occidente se han inspirado en el despertar árabe, también han tomado nota de la fuerza de Internet para organizarse, mover voluntades y llamar a la acción.  Ejemplos no nos faltan en España: el 15-M, la iniciativa rodea el Congreso, Democracia Real Ya,  por mencionar algunas.  Y aunque de ninguna manera el contexto político puede ser comparable, ya estamos viendo cómo ciertas regulaciones sobre redes sociales en España apuntan a una mayor vigilancia y control en el uso de las nuevas tecnologías en la expresión del descontento popular.  ¿Están “conectados” el crecimiento del ciber-activismo y el aumento de la regulación?  Quedan muchas “primaveras” para saberlo con certeza.

Otros análisis sobre el mundo árabe en Slideshare

Diana Campos Candanedo.  Encuéntrame en:

Google+

Si te ha gustado este post, compártelo.